Bulego finalista de los Premios Delta 09

La mesa escritorio Bulego, creación de ABAD, ha sido seleccionada como finalista en los Premios Internacionales de diseño Delta 2009 que otorga Adi-Fad. La pieza la comercializa Nueva Línea.

En su 33º edición, los premios Delta 2009, organizados por la Asociació de Disseny Industrial del Foment de les Art Decoratives, tratan de potenciar el diseño industrial como expresión cultural, promoviendo el reconocimiento público de aquellos productos que destaquen por su carácter innovador, por la renovación conceptual que demuestre su creación, por la respuesta social que puedan obtener y por su adecuación medioambiental, así como por la elaboración formal y su calidad de fabricación.

 
 
 

La mesa escritorio Bulego es una pieza pensada para su uso en el hogar.
Su claridad conceptual y la potencia de su idea le confieren una imagen muy singular. Sin embargo el uso predominante de un material como la madera (en particular la calidez de las chapas elegidas) y el redondeo de todas sus aristas, otorgan a la pieza un carácter muy cercano y amable, que está intencionadamente buscado para integrarse preferentemente en ambientes domésticos.

La pieza se articula en torno a tres elementos bien diferenciados:

Por una parte un aro realizado con varias piezas de madera contrachapada, que a modo de envolvente rodea la pieza, conformando tanto el apoyo delantero como la pequeña repisa sobre la superficie de la mesa. El material, de 1,5 cm. de espesor, esta curvado en las esquinas. La zona que forma el apoyo inferior posee una pletina de acero semi-encastrada para proteger la madera del desgaste producido por el apoyo de los pies.

En segundo lugar, otra pieza de madera que forma la superficie de trabajo. Tanto por soportar fuertes flexiones como por proporciones visuales, se le ha dotado de un espesor de 5 cm. A fin de restarle peso y mejorar su funcionamiento mecánico, esta pieza está atamborada. También se  redondean las esquinas para dotarla de mayor amabilidad y una mayor integración estética con el resto de elementos.

Por último, una pieza de acero con forma de pletina de 8mm de espesor,  forma el apoyo trasero del escritorio, y en su parte superior se inserta entre las dos piezas de madera anteriores, para resolver la unión entre todas ellas, garantizando la rigidez del conjunto. Debido al bajo momento de inercia del mueble en el plano transversal, a esta pieza se le han insertado dos tirantes, para garantizar la máxima estabilidad.